¡Disfruta de nuestro entorno natural!


Nuestro municipio se ubica en zona de enorme valor ambiental. En el término de El Molar, de notable extensión, se alternan variados ecosistemas, de gran importancia natural. Desde el punto de vista geológico El Molar resulta un enclave de sumo interés. El paisaje de buena parte del municipio lo conforman alomados cerros de arenas, arcosas y arcillas, moldeados por la acción erosiva de los elementos. Por otro lado, al suroeste del casco urbano se extiende una franja de calizas, y en el tercio norte del municipio predomina el gneis, un tipo de roca metamórfica, muy habitual en la Sierra de Guadarrama.

Los cerros y lomas que cubren buena parte del municipio albergan los ecosistemas más representativos de El Molar, como son los matorrales mediterráneos, en los que predominan multitud de especies aromáticas (con un especial protagonismo del cantueso y el tomillo) y los pastizales, además de enebrales y encinares, a menudo dispersos. Recomendamos recorrer estos parajes, especialmente en primavera: la explosión de color de las flores que tapizan estos cerros es un verdadero regalo a la vista.

En el extremo oriental del municipio, en la fértil vega del río Jarama, que delimita el término de El Molar por el este, aparecen viñedos, campos de cultivos cerealistas, huertas y, flanqueando el cauce del Jarama, valiosos bosques de ribera. El Cerro de la Corneja, ubicado junto al casco urbano, tiene también un gran interés desde el punto de vista natural. Aquí se encuentra un valioso pinar, que alberga una variada biodiversidad.

Parque Forestal Los Caliches
Parque Forestal Los Caliches
Cerro de la Corneja
Cerro de la Corneja

Como en seguida descubren visitantes y senderistas al recorrer nuestro municipio, una infinidad de especies de fauna y flora se dan cita en El Molar. Respecto a la flora, tienen un especial valor las especies propias de suelos calizos, como el lino blanco o diversas orquídeas, además de otras muchas especies de vistosa coloración, como el cantueso, protagonista cromático llegado el mes de mayo.

Entre las especies de fauna, destacan sobre todo las aves. En nuestro municipio se pueden observar algunas de las especies más coloridas del continente, como es el caso del inconfundible abejaruco, la oropéndola o la abubilla. Los cerros que rodean El Molar, además, constituyen unos miradores privilegiados para la observación de rapaces, como milano real, los buitres negro y leonado o el busardo ratonero. Es fácil también ver reptiles, como el lagarto ocelado o la lagartija colilarga y, con más suerte, mamíferos como el zorro y el corzo.